Intolerancia a la lactosa en adultos AKA “la leche no me sienta bien”

Intolerancia a la lactosa

La lactosa es un disacárido clave en el desarrollo de los mamíferos, ya que es la principal fuente de energia de la leche. La absorción de la lactosa requiere la presencia de una enzima llamada lactasa (por lo tanto, en caso de que la persona no tenga la enzima lactasa, tendremos una intolerancia a la lactosa ya que no la podremos absorber). Esta enzima es esencial durante el periodo de lactancia, pues si algún recién nacido tiene déficit de esta por problemas genéticos y no se diagnostica precozmente (déficit congénito), el desenlace es fatal.

Después del periodo de lactancia, la cantidad de enzima lactasa en sangre empieza a descender, y en muchas personas llega a ser indetectable (déficit adquirido). Esto no pasa en gente que  sigue bebiendo leche de vaca durante la edad adulta, pero incluso en este caso los niveles de lactasa pueden disminuir debido a una infección gastrointestinal, a una cirugía intestinal u otras causas que lesionen el intestino. Por lo tanto, el déficit de la enzima lactasa NO es una enfermedad, pues es normal que esta enzima desaparezca.

En la siguiente imagen lo podréis entender mejor (se irá explicando a continuación):

lactose-intolerance_med esquema intolerancia lactosa intestino

Imagen original de: http://ib.bioninja.com.au/standard-level/topic-2-molecular-biology/25-enzymes/lactose-intolerance.html

Sea cual sea la causa, el déficit de la enzima lactasa hace que no se pueda absorber la lactosa, por lo que se quedará en el interior del intestino y dará los síntomas típicos de la intolerancia a la lactosa por este orden:

  • Incremento del agua en el interior del intestino (la lactosa produce un efecto osmótico)
  • Distensión (hinchazón) abdominal, Dolor y Gases (la lactosa es fermentada por diferentes microorganismos productores de ácido y gas). Ojo! la intolerancia a la latosa no “engorda”, sino que hincha debido a estos gases.

Ante la intolerancia se recomienda dejar de tomar leche de vaca u otros productos que contengan lactosa, o, en caso de consumir lactosa, tomar previamente enzima lactasa (lo venden en las farmacias). Esta segunda opción, aunque permite consumir lactosa, no permite abusar de esta pues si se consume más lactosa de la que la pastilla con lactasa permite absorber la lactosa sobrante quedará en el intestino y dará los síntomas típicos. Personalmente creo que esta pastilla sirve sobre todo por si un día se va a comer fuera de casa, para no tener que pedir comida especial o estar preguntando por los ingredientes de cada plato.

De momento los probióticos no han demostrado ser eficaces para esta intolerancia, aunque se deben estudiar mejor para poder afirmarlo rotundamente.

Por último, aclarar que una intolerancia NO es una alergia: mientras que en una intolerancia no se puede digerir el compuesto al que se es intolerante, en la alergia el problema es que el compuesto se absorbe y es reconocido por nuestro cuerpo como si fuera “malo” (para que se entienda mejor, es reconocido como si fuera una bacteria causante de una enfermedad), por lo que el cuerpo (concretamente el sistema inmune) lo ataca produciendo inflamación y otros síntomas típicos de la alergia.

He intentado explicarlo de forma muy sencilla para que se pueda entender sin tener conocimientos del tema.

Información extraída de: Deng Y, Misselwitz B, Dai N, Fox M. Lactose Intolerance in Adults: Biological Mechanism and Dietary Management. Nutrients. 2015;7(9):8020-8035. doi:10.3390/nu7095380

Anuncios

No pares de moverte. Un pequeño pero gran cambio

07.10.2015

Imagen original de http://labruja80.blogspot.com.es/2015/10/pequenos-cambios-pueden-marcar-una-gran.html

Es muy importante no quedarse quieto en el sofá o tumbado en la cama. Ojo, esto no quiere decir que nos tengamos que pasar todo el tiempo libre en el gimnasio (¡ni mucho menos!), solo quiere decir que es mejor pasar el tiempo haciendo tareas domésticas (limpiar, barrer…) o ir a caminar.

Ir a caminar tampoco tiene porqué significar estar 6h de paseo: solo con que vayamos super que tenemos a 15min andando en vez de en coche, ya hemos realizado una mayor actividad física. También podemos bajar del autobús 1-2 paradas antes, y subir los primeros dos pisos de nuestro edificio andando y a partir de ahí coger el ascensor.

¿Pero no sería mejor hacer todo el camino andando, o subir todos los pisos por las escaleras? Pues si se está dispuesto a ello sí, pero hay mucha gente que no se ve capaz de subir 7 pisos y en cambio sí que puede subir  1-2 pisos, por lo que andando los que sean posibles ya es un gran cambio. Recordemos que lo importante es no quedarse parado.

Tampoco voy a ser hipócrita, se gastan muchas más kcal en una clase del gimnasio  que barriendo (eso sí, la clase de gimnasio bien hecha, que ahí también entra el esfuerzo de cada uno: es mejor hacer una clase bien hecha, que hacer 3 seguidas pero no esforzarse en ellas). Pero si la alternativa a barrer es quedarse sentada mirando la TV, o la alternativa a ir a comprar andado es ir en autobús, es mucho mejor que hagáis la actividad física que requiere más esfuerzo.

Os dejo una tabla en la que se explica de forma visual las Kcal que se gastan en cada actividad. Para calcular cuánto gastaríais vosotros tendríais que multiplicar (calorías de la tabla)·(vuestro peso en Kg)·(minutos de ejercicio). Ojo, que como os decía con lo del gimnasio, depende mucho de lo que os esforcéis: podeis barrer 20min poniendo toda vuestra energía en ello, o barrer 1h pero con poca energía y parando cada rato. Además, estos datos también varían en función del sexo, la edad y otros parámetros (ver  Tasa metabólica basal según la edad).

Lo importante es ver la relación entre las diferentes actividades, por ejemplo lavando los platos se gastan el doble de Kcal que “estando relajado” (por lo tanto sentado en el sofá).

Actividad cotidiana (calorías/Kg/minuto)

Dormir 0,015
Estar relajado 0,018
Leer 0,018
Escribir 0,027

Mantenerse de pie

0,029
Estar sentado (comer, ver la tele…) 0,025
Conversar 0,024
Ducharse 0,046
Lavarse y vestirse 0,05
Hacer la cama 0,057
Lavar platos 0,037
Lavar ropa 0,07
Lavar suelos 0,066
Limpiar ventanas 0,061
Planchar 0,063
Barrer 0,031
Pasar la aspiradora 0,068
Cocinar 0,045
Conducir 0.040
Subir escaleras 0,254
Bajar escaleras 0,101
Caminar suavemente (3,5 Km/h) 0,051
Caminar rápido (5,1 km/h)

0,069

 Tabla original de http://www.edu.xunta.es/centros/iesricardomella/

Diabetes Mellitus tipo II: definición y prevención

La diabetes mellitus es una enfermedad en la que hay una disfunción en la producción o funcionamiento de la insulina. Esta disfunción de la insulina puede ser tanto por problemas en el páncreas (que es el órgano que la secreta), porque la propia insulina no sea funcional o porque los órganos sobre los que funciona la insulina no la reciben correctamente (resistencia periférica a la insulina).

La función correcta de la insulina es permitir el paso de glucosa (azúcar) desde la sangre hacia determinados órganos. Los órganos que no requieren insulina para recibir glucosa serán el cerebro(siempre), y el músculo en momentos de mucha demanda energética (haciendo ejercicio).

pic004

Imagen original de http://www.chospab.es

Por lo tanto, en caso que la insulina no funcione correctamente estos órganos no recibirán el aporte energético de la glucosa, y la glucosa se acumulará en la sangre dando hiperglucemia (“subida de azúcar”).

¿Que problemas puede dar una hiperglucemia, y por lo tanto la diabetes? Pues los propios de un exceso de glucosa en sangre:

  • Daño en los vasos sanguíneos dando enfermedad cardiovascular. Por ellos los diabéticos se hacen ECG frecuentemente.
  • Neuropatía diabética, donde se pierde la se pierde la sensibilidad principalmente de las extremidades. Es muy peligroso ya que no se nota el dolor ni la temperatura, por lo que se pueden dar casos como el pie diabético: el pie se lesiona por ejemplo por una piedrecita en el zapato, y como esa persona no nota el dolor y por rutina no nos miramos la planta de los pies, esa herida va creciendo y ulcerándose, pudiendo llegar a requerir una amputación en casos extremos. Por eso los diabéticos se tienen que revisar los pies a menudo.
  • Retinopatia diabética, donde se pierde visión progresivamente. Los diabéticos se tienen que hacer un examen del fondo de ojo cada año.

Aunque según el grado de diabetes hay un tratamiento u otro, para entenderlo debemos imaginar que en general es como si administraramos insulina al paciente. Así la glucosa conseguirá entrar en las células normalmente, pero puede haber un grave problema en caso que nos pasemos con la cantidad de medicación o hayamos comido poco o hecho mucho ejercicio, que seria que bajara demasiado el azúcar de la sangre. Esto dará una hipoglucemia (“bajada de azúcar”), y aunque no entraré a comentarlo porque no es el motivo del post, es un problema muy grave que puede llegar a provocar la muerte de forma aguda, ya que el cerebro y otros órganos se quedarán sin aporte energético.

Hay dos tipos de diabetes, la tipo I y la II.

Cabe destacar que por norma general (siempre hay excepciones), la diabetes tipo I se da en niños porque no les funciona bien en páncreas (de forma congénita), mientras que la diabetes tipo II se da en adultos porque los órganos no captan bien la glucosa .

Nos centraremos en la diabetes tipo II ya que es la que está más influenciada por el estilo de vida (aunque también tiene un componente genético, es muy típico que un diabético tipo II tenga familiares de primer grado con la misma patología).

Algunas recomendaciones para prevenir la diabetes tipo II son:

  • Mantener un peso correcto
  • Hacer ejercicio físico
  • Comer alimentos ricos en fibra
  • Consumir alimentos con un índice glucémico bajo (glucosa de absorción lenta)

La idea es mantener un nivel de azúcar en sangre correcto (ojo, ni muy alto ni muy bajo, como ya hemos comentado no es bueno ni un extremo ni el otro).

Digestión

Por no tener tanto tiempo el blog parado, voy a explicar brevemente como se hace la digestión, de hecho prácticamente lo que voy a hacer es comentar un vídeo de Youtube ya que no tengo demasiado tiempo. En otro momento comentaré qué pasa cuando los nutrientes están en sangre, pero para entender eso primero hay que entender la digestión.

Antes de nada, comentar que todo el tubo digestivo se considera como si fuera externo (como si estuviera en contacto con el exterior, como pasa con la piel). Puede parecer complicado, pero pensad que en realidad todo el tubo comunica con el exterior, por la boca y por el ano.

Dejo una imagen para que se pueda entender el proceso en la que, aunque los tamaños de las vísceras no son extremadamente realistas, se ve bastante bien el recorrido del tubo, que al fin y al cabo es lo que me interesa:

aparato-digestivo-2-5-638

Imagen original de http://es.slideshare.net/miltonvillapradomeza/aparato-digestivo-2-28712332

Mediante la digestión se obtienen los nutrientes a partir de la comida y se eliminan los productos no utilizados en las heces.

Boca-Faringe-Esófago

La digestión empieza en la boca con la masticación (que como curiosidad, empieza siendo voluntaria pero a medida que masticamos el alimento pasa a ser involuntaria). En la boca trituramos el alimento y lo mezclamos con la saliva (que tiene la amilasa salival, una enzima que empieza la digestión de los carbohidratos). En la boca se forma el bolo alimenticio, que empujaremos con la lengua hacia la faringe y esófago hasta llegar al estómago. Desde el momento en que el bolo llega a la faringe todo el proceso pasa a ser involuntario.

Estómago

En el estómago el bolo se mezclará con ácido clorihídrico, que ayudará a seguir con la digestión de los diferentes nutrientes. Allí se irá mezclando todo el contenido, como si de una lavadora se tratara. En el caso de que el esfínter superior del estómago (que es como una puerta) no cierre bien, debido a los movimientos del estómago el alimento podrá pasar al esófago, dando reflujo gastro-esofágico o ardores. Hay comidas en las que esta fase dura más que en otras o que facilitan que en esfínter superior se relaje por lo que facilitan los ardores, como pueden ser las grasas (también lo facilitan el ejercicio y el embarazo, por ejemplo). Por eso las comidas pesadas o hacer ejercicio después de comer facilita que haya ardores.

En el estómago, el bolo alimentario pasa a llamarse quimo.

Intestino delgado

Desde el estómago, el quimo irá pasando poco a poco al intestino, donde se mezclará con enzimas pancreáticas como la amilasa pancreática (también digiere carbohidratos), con las sales biliares, que facilitarán la mezcla (emulsión) de las grasas con el resto de contenido del quimo (actúa como si fuera jabón, que permite que la grasa se mezcle con el agua), y con proteasas (que digieren proteínas) y lipasas (que digieren lípidos/grasas). Todo esto permitirá que se sigan digiriendo los nutrientes.

El intestino delgado está lleno de pliegues, y estos están repletos de microvellosidades, lo que aumenta mucho la superficie que permitirá la absorción de los nutrientes (imaginemos una manopla y un guante, el guante tiene los dedos -microvellosidades- que hace que haya mucha más superficie en contacto con el exterior). Ojo, el vídeo habla de vellosidades pero es incorrecto, se trata de microvellosidades (las vellosidades son más grandes)

mp2

Imagen original de http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/recursoseducativos/2011/01/18/absorcion-de-nutrientes/

En estas microvellosidades se dará la absorción de nutrientes, ya que cada a de ellas recibe un capilar donde pasaran los nutrientes, por lo que ya los tendremos en sangre (y por lo tanto dejarán de estar “en el exterior”, ya que como hemos comentado, se considera que todo el tubo digestivo es externo). Concretamente, la absorción propiamente dicha se da en las células epiteliales de las microvellosidades donde se dan una serie de intercambios de iones que permiten la entrada de los nutrientes (hay muchos tipos de intercambios diferentes y es bastante complejo, hoy no lo comentaré).

A lo largo del intestino delgado se irán absorbiendo los nutrientes y el quimo irá avanzando hasta llegar al intestino grueso.

Intestino grueso (Colon)

Una vez llegados aquí, el quimo pasa a llamarse hez (en plural heces, que igual se entiende mejor), del que formará parte todo lo que no hemos absorbido. En el intestino grueso prácticamente no habrá más absorción de nutrientes. Lo que sí que se dará es un juego de absorción y secreción de agua.

Aunque este tema sea un poco escatológico es interesante comentarlo:

  • Diarrea: aunque hay varios tipos de diarrea, para entenderlo fácilmente podemos imaginar que tenemos diarrea cuando el cuerpo detecta que hemos ingerido algún producto tóxico/microorganismo infeccioso/… Por lo que lo que el organismo quiere es eliminar ese tóxico rápidamente para que no le de tiempo a hacernos daño. Querrá que expulsemos el contenido alimentario que no se parará a reabsorber agua a nivel del colon, por lo que tendremos que ir al baño con urgencia y las heces serán muy acuosas debido a esto. Repito que hay más tipos de diarrea, por ejemplo hay microorganismos que aún hacen que eliminemos más agua además de la que no absorbemos (como puede ser el cólera) por lo que hay un riesgo altísimo de deshidratación, pero para entender el concepto de digestión creo que la primera explicación ayuda bastante.
  • Estreñimiento: es el caso opuesto a la diarrea, en este caso o el contenido alimentario contenía poca agua, o hemos reabsorbido demasiada agua a nivel del colon, por lo que las heces tendrán menos agua y por ello serán más duras. Es por esto que es importante no aguantar las ganas de ir al baño (a parte de porque al final se pierde la sensación de tener que ir hasta que no se lleva demasiado tiempo aguantando), ya que mientras más tiempo pasen las heces en el colon más agua reabsorberemos y menos fluidas serán.

Finalmente, comentar que la fibra lo que hace es aumentar el tamaño de este bolo-quimo-heces, ya que no se digiere, por lo que las heces tendrán más volumen y hará que tengamos antes la necesidad de ir al baño. Además, la fibra retiene agua, por lo que ayuda a combatir la reabsorción de agua que se da a nivel del colon, combatiendo por tanto el estreñimiento. Dicho sea de paso, no hay que comer fibra cuando se tiene diarrea por esto mismo: como que retiene agua aun haría que elimináramos más cantidad de agua, y eso no nos interesa en caso de diarrea.

Vídeo original de https://www.youtube.com/watch?v=L0zc8cSXi0k

Nos vemos pronto

agobio (1)

Imagen original de http://mirincnsolitario.blogspot.com.es/2010_09_01_archive.html

Empiezo la época de exámenes en pocas semanas por lo que tengo que ponerme a estudiar en serio. Por lo tanto no podré publicar tan a menudo como me gustaría (además ya he publicado los conceptos más básicos, para ir haciendo las siguientes entradas tengo que ir revisando libros y demás por lo que invierto bastante tiempo en ello), pero iré escribiendo cuando tenga ratos libres en un Word, y cuando lo tenga lo iré publicando.

Por ejemplo, estoy pensando en hacer una entrada sobre la diferencia entre musculación y ejercicio cardiovascular, que aunque todos tenemos en concepto en la cabeza, no he sabido encontrar ninguna web donde se explique la diferencia; en todas se da por hecho que ésta se conoce. He encontrado un libro que, aunque no lo diga explícitamente, si que dedica todo un capítulo a explicar la función muscular y cardiovascular, así que me basaré en él pero le tengo que dedicar tiempo para leerlo, entenderlo, pensar en como explicarlo de tal forma que se me entienda y buscar vídeos/imágenes para que se entienda mejor. Así que me llevará un tiempo, pero seguiré publicando y en cuanto acabe los exámenes lo haré con más frecuencia!

Proteínas

Introducción

Las proteínas son la fuente de aminoácidos del organismo, que permiten sintetizar proteínas (que sirven para contribuir a las funciones y estructura del organismo). Entre las funciones a las que contribuyen, se encuentra la función inmunológica (de defensa –inmunoproteinas-), regulación y mantenimiento de la homeostasis (mantenimiento de las condiciones internas estables –hormonas y enzimas)… También son necesarias para el crecimiento de las células y la reparación o restitución de éstas. Pueden llegar a ser una fuente de energía (proporcionan 4Kcal/g), pero como hemos visto, tienen muchas otras funciones importantes, por lo que será nuestro último recurso para obtener energía, previamente utilizaremos los carbohidratos y las grasas.

1protein

Imagen original de http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/medicine/laureates/1993/illpres/dna-rna.html

Aminoácidos esenciales/no esenciales

tabla1Tabla original de Gil A. Tratado de nutrición. 2ª ed. Madrid: Panamericana; 2010

  • Aminoácido esencial: aquel que tiene que ser ingerido de una fuente externa ya que nuestro organismo no es capaz de sintetizarlo (“fabricarlo”)
  • Aminoácido NO esencial: no hace falta ingerirlo ya que nuestro organismo sí que puede sintetizarlo.
  • Aminoácido semiesencial: normalmente no hace falta ingerirlos ya que somos capaces de sintetizarlos a partir de otro aminoácido. Pero en caso de que no tengamos el aminoácido precursor, pasan a ser esenciales ya que no tenemos la fuente para fabricarlo.

Por explicarlo de forma sencilla, imaginemos que queremos tomar un zumo de naranja en casa. Si tenemos naranjas (precursor), podremos usar el exprimidor y hacérnoslo nosotros mismos, por lo que no es imprescindible comprarlo hecho (fuente exógena). En cambio, si no tenemos naranjas tendremos que ir al supermercado y comprar el zumo de naranja, por lo que pasa a ser esencial (no podemos “sintetizarlo” o hacerlo nosotros mismos por lo que lo tenemos que comprar fuera de casa). Nota: como ya sabemos, el zumo de naranja del supermercado poco tiene que ver con el zumo hecho en casa, pero para que el ejemplo se entienda tenemos que imaginar que son el mismo tipo de zumo.

Esta tabla podemos ver a partir de que aminoácido se sintetiza cada aminoácido semiesencial.

tabla2

 Tabla original de Gil A. Tratado de nutrición. 2ª ed. Madrid: Panamericana; 2010

Desnaturalización de las proteínas

Que una proteína se desnaturalice significa que pierde su estructura tridimensional, por lo que también pierde su función biológica. Aun y así siguen sirviendo como fuente de aminoácidos, lo que permite que el organismo sintetice nuevas proteínas funcionales.

Las proteínas se pueden desnaturalizar si se les aplica calor, si se agitan o si se cambia el pH, procesos propios de la preparación culinaria de los alimentos.

Digestión y absorción

1209992403_f_thumb

Imagen original de http://www.escuelapedia.com/digestion-cuerpo-humano/

La masticación facilita la degradación de las proteínas, pero su digestión se inicia en el estómago, por acción del pH ácido de éste y de la pepsina. Además, el propio pH del estómago contribuye a desnaturalizar las proteínas y a la vez, activa la pepsina (en realidad activa a su precursor, el pepsinógeno, que activa la pepsina), que corta las cadenas de proteínas en segmentos más cortos: las proteosas, que cuando aún se recuden más, se llaman peptonas.

Cuando el contenido del estómago pasa al intestino, su pH es neutralizado con bicarbonato, por lo que el pH deja de contribuir a la digestión de las proteínas y ahora solo actuarán las proteasas (esta vez vienen del páncreas).

A partir de aquí, se activan una serie de hormonas que contribuyen a seguir degradando las proteínas en aminoácidos, que serán absorbidos por las microvellosidades intestinales y pasarán a la circulación sanguínea.

Los aminoácidos pasarán a ser proteínas gracias a los ribosomas que se encuentran en las células.

Funciones de las proteínas

Aunque en la introducción ya se han explicado un poco sus funciones, ahora nos extenderemos más:

  • Forman parte de los componentes estructurales de los tejidos
  • Facilitan la movilidad (tejido muscular contráctil)
  • Permiten el transporte de algunas sustancias en sangre (proteína transportadora de retinol)
  • Participan en la estructura de algunas hormonas (tiroideas, insulina) y enzimas
  • Forman los anticuerpos (inmunoglobulinas)
  • Reguladores del equilibrio osmótico ejerciendo la fuerza oncótica (la que permite que en condiciones normales no nos deshidratemos ni tengamos edemas, por ejemplo)
  • Participa en el equilibrio ácido-base (pH)
  • En casos extremos puede proporcionar energía a partir de la gluconeogénesis, lo que si se mantiene en el tiempo puede ocasionar desnutrición.

Proteínas de la dieta

Las proteínas de origen animal son diferentes a las de origen vegetal. Los aminoácidos indispensables suelen ser de origen animal, mientras que las de origen vegetal pueden tener menor cantidad o directamente no tener aminoácidos esenciales. Por ello, se consideran las proteínas de origen animal como completas o de mejor calidad, mientras que las de origen animal se consideran incompletas o de menor calidad (¡ojo, solo nos referimos a las proteínas, no al valor nutricional del alimento en general!).

La deficiencia de algún aminoácido esencial en un alimento concreto no tiene importancia si se ingiere en otro alimento, ya que se complementan. Por ejemplo, las legumbres no contienen metionina y los cereales no contienen lisina, por lo que si ingieres un plato de lentejas con arroz (legumbres + cereales) estás tomando todos los aminoácidos esenciales. De aquí sale la teoría de las dietas en las que las comidas se tienen que complementar. Yo no creo en ellas ya que si tomas lentejas para comer, y arroz para cenar, sigues tomando todos los aminoácidos sin que haga falta estar pensando en si se complementa el plato de comida o no, simplemente hay que echarle sentido común y llevar una dieta variada (está claro que si solo comes un tipo de alimento –por ejemplo lentejas- día tras día, acabarás teniendo deficiencias nutricionales).

Fuentes:

  • Gil A. Tratado de nutrición. 2ª ed. Madrid: Panamericana; 2010
  • MC Iñarritu, L Vega. Fundamentos de nutrición y dietética. México DF: Pearson; 2010

Hidratos de carbono (Carbohidratos, Glúcidos)

Los hidratos de carbono (o carbohidratos o glúcidos) son nuestra fuente de energía principal. Forman parte de vegetales, frutas, semills, granos y derivados.

Las moléculas de glucosa son las unidades de la formación de hidratos de carbono más complejos.

Clasificación de los hidratos de carbono

Se clasifican según el número de moléculas de glucosa que los componen (a continuación se explicará cada tipo más extensamente):

  • Monosacáridos: no se pueden hidrolizar a moléculas más simples o, dicho de otra manera, no se pueden dividir en moléculas más pequeñas (nutricionalmente hablando)
  • Disacáridos: al ser hidrolizados pasan a ser monosacáridos
  • Oligosacáridos: formados por 3-10 monosacáridos
  • Polisacáridos: formados por más de 10 monosacáridos

diges-gluic

Imagen original de http://bioquimica1tecdecolima.blogspot.com.es/2009/03/glucolisis.html

Monosacáridos:

Formados por 3-6 átomos de carbono (triosas, tetrosas, pentosas o hexosas respectivamente).

Las hexosas pueden ser glucosa, fructosa o galactosa, que son los monosacáridos más importantes nutricionalmente.

  • Glucosa: Es el producto de la hidrólisis de los carbohidratos, normalmente se encuentra en sangre y nos dará el valor de glucémia o “azúcar en sangre”. Se almacena en forma de glucógeno en el hígado y músculo. Es el combustible de las células del sistema nervioso (por ejemplo del cerebro)
  • Fructosa: cuando se une con la glucosa forma la sacarosa. Una vez se absorbe, pasa al hígado donde es transformada en glucosa (molécula comentada anteriormente).
  • Galactosa: forma parte de la lactosa (“azúcar de la leche”). En el hígado es transformada en glucosa.

Disacáridos:

Están formados por dos monosacáridos. Pueden ser sacarosa, maltosa o lactosa.

  • Sacarosa (azúcar de caña): unión de fructosa + galactosa.
  • Maltosa: unión de dos moléculas de glucosa.
  • Lactosa: se encuentra en la leche de los animales mamíferos. Unión de galactosa + glucosa.

Polisacáridos (azúcares complejos):

Son polímeros de glucosa (unión de diversas moléculas de glucosa). Se dividen en oligosacáridos y polisacáridos.

  • Oligosacáridos: unión de 3-10 moléculas de glucosa. Se producen a partir del almidón, y se usan por su fácil digestión en dietas para niños y adultos con problemas de digestión y absorción de los carbohidratos. Un ejemplo es la soja.
    • Soja: contiene estaquiosa y rafinosa, que es intestino es incapaz de hidrolizar. En consecuencia, las bacterias del colon lo metabolizan liberando gas metano e hidrógeno
  • Polisacáridos digeribles: destacan el almidón y el glucógeno, moléculas mediante las cuales diversas especies almacenan los carbohidratos.
    • Almidón: puede ser amilosa o amilopectona. Se digieren con facilidad cuando los alimentos se cocinan adecuadamente.
    • Glucógeno: es la forma de almacenamiento de los carbohidratos en animales (y por lo tanto, en personas). Es hidrolizado más fácilmente (más rápido) que el almidón, lo que permite al organismo disponer de glucosa rápidamente si es necesario. En ayuno, el glucógeno cubre las necesidades del organismo unas 12-18h.
  • Polisacáridos indigeribles (fibra): como su nombre indica, son indigeribles para el ser humano. Pueden ser pectinas, gomas, mucígalos, celulosa, hemicelulosa o lignina. Aunque la celulosa y hemicelulosa sean indigeribles tienen un papel importante en la digestión: dan volumen al bolo alimenticio favoreciendo la distensión del estómago, dando sensación de plenitud y saciedad. Además estimulan la motilidad (tránsito o movimiento intestinal), y algunos (pectina, lignina y mucígalos) favorecen la retención de agua aumentando la viscosidad del contenido intestinal. Todo esto acaba incrementando el bolo fecal, lo que estimula la defecación de heces blandas (por lo tanto, actúa contra el estreñimiento). También favorece la fermentación, lo que produce metano e hidrógeno (dicho de otra manera, produce gases).

Se considera que la fibra tiene funciones preventivas de algunas enfermedades como obesidad (al dar sensación de plenitud), cáncer de cólon (al estimular la motilidad y facilitar la defecación), la diverticulitis, el estreñimiento y las hemorroides (al hacer que las heces sean más blandas no hay que hacer tanta fuerza al ir al baño).

Digestión y absorción de los hidratos de carbono

La digestión de los almidones se inicia en la boca con una alfa-amilasa de la saliva o amilasa salival, reduciendo algunas moléculas a disacáridos.

En el estómago, con el pH ácido, se inhibe la actividad de la amilasa por lo que la digestión de los carbohidratos queda incompleta. Al pasar al intestino delgado, los carbohidratos se mezclan con la amilasa pancreática que seguirá hidrolizando enlaces. Los compuestos que sigan constituidos por dos o más moléculas serán hidrolizados por enzimas de la superficie de las microvellosidades intestinales. Finalmente obtendremos monosacáridos que se transportarán activamente a través de las células de las microvellosidades intestinales junto con el sodio. Finalmente, llegarán a los capilares y por ende, a la circulación sanguínea.

Función de los hidratos de carbono

Su función principal es proporcionar glucosa al organismo, para dar energía a las células. Algunas células, como los eritrocitos o las del cerebro, normalmente obtienen la energía a partir de la glucosa. Otras células, además de poder usar la glucosa, también pueden usar los lípidos.

Cuando no tenemos suficiente glucosa, el organismo la produce a partir de la gluconeogénesis, que se da en el hígado (sobretodo) y riñones.

A partir de los carbonos que forman parte de las proteínas también se puede sintetizar glucosa y puede servir para un momento de emergencia, pero si se utiliza demasiado tiempo se pueden acabar dando deficiencias proteico-energéticas.

En caso de no tener suficientes carbohidratos, el metabolismo de los lípidos será incompleto (ya que la glucosa es necesaria para ello). Por lo tanto, la oxidación de las grasas será incompleta y acumulará cuerpos cetónicos, ácido acétido y otros productos de deshecho que pueden alterar el pH sanguíneo, como acidosis. Si se llega a este extremo, se puede producir un desequilibrio iónico en el organismo y deshidratación.

Regulación de la glucosa sanguínea (glucemia)

Normalmente, después de 2h de haber comido la glucosa se mantiene entre 80-110 mg/dL. Si la glucosa se eleva por encima de los 170mg/dL, el riñón excreta el exceso de glucosa. La persona tendrá sed y hambre. En cambio, si la glucemia baja por debajo de los 40-50mg/dL, la persona estará irritable, nerviosa, con hambre y dolor de cabeza. Para que no se den estos desajustes es necesario que actúen correctamente diversas hormonas:

  • Insulina: hormona pancreática que favorece la bajada de la glucemia mediante la facilitación de el paso de la glucosa al interior de las células. También aumenta el depósito de glucógeno en hígado y músculos, favorece que los adipocitos capten la glucosa para convertirla en grasa (lipogénesis) y acelera la oxidación de glucosa en los tejidos.
  • Glucagón: hormona pancreática que favorece el aumento de la glucemia (hormona contraria a la insulina): promueve la glucogenolisis (paso de glucógeno a glucosa) y la gluconeogénesis (síntesis de glucosa).

Según la glucemia, actuará una u otra hormona (por ejemplo, cuando aumenta, actúa la insulina para disminuirla).

Otras hormonas que pueden actuar sobre la glucemia son la epinefrina o adrenalina, los glucocorticoides y la hormona de crecimiento.

Fuente: MC Iñarritu, L Vega. Fundamentos de nutrición y dietética. México DF: Pearson; 2010