Intolerancia a la lactosa en adultos AKA “la leche no me sienta bien”

Intolerancia a la lactosa

La lactosa es un disacárido clave en el desarrollo de los mamíferos, ya que es la principal fuente de energia de la leche. La absorción de la lactosa requiere la presencia de una enzima llamada lactasa (por lo tanto, en caso de que la persona no tenga la enzima lactasa, tendremos una intolerancia a la lactosa ya que no la podremos absorber). Esta enzima es esencial durante el periodo de lactancia, pues si algún recién nacido tiene déficit de esta por problemas genéticos y no se diagnostica precozmente (déficit congénito), el desenlace es fatal.

Después del periodo de lactancia, la cantidad de enzima lactasa en sangre empieza a descender, y en muchas personas llega a ser indetectable (déficit adquirido). Esto no pasa en gente que  sigue bebiendo leche de vaca durante la edad adulta, pero incluso en este caso los niveles de lactasa pueden disminuir debido a una infección gastrointestinal, a una cirugía intestinal u otras causas que lesionen el intestino. Por lo tanto, el déficit de la enzima lactasa NO es una enfermedad, pues es normal que esta enzima desaparezca.

En la siguiente imagen lo podréis entender mejor (se irá explicando a continuación):

lactose-intolerance_med esquema intolerancia lactosa intestino

Imagen original de: http://ib.bioninja.com.au/standard-level/topic-2-molecular-biology/25-enzymes/lactose-intolerance.html

Sea cual sea la causa, el déficit de la enzima lactasa hace que no se pueda absorber la lactosa, por lo que se quedará en el interior del intestino y dará los síntomas típicos de la intolerancia a la lactosa por este orden:

  • Incremento del agua en el interior del intestino (la lactosa produce un efecto osmótico)
  • Distensión (hinchazón) abdominal, Dolor y Gases (la lactosa es fermentada por diferentes microorganismos productores de ácido y gas). Ojo! la intolerancia a la latosa no “engorda”, sino que hincha debido a estos gases.

Ante la intolerancia se recomienda dejar de tomar leche de vaca u otros productos que contengan lactosa, o, en caso de consumir lactosa, tomar previamente enzima lactasa (lo venden en las farmacias). Esta segunda opción, aunque permite consumir lactosa, no permite abusar de esta pues si se consume más lactosa de la que la pastilla con lactasa permite absorber la lactosa sobrante quedará en el intestino y dará los síntomas típicos. Personalmente creo que esta pastilla sirve sobre todo por si un día se va a comer fuera de casa, para no tener que pedir comida especial o estar preguntando por los ingredientes de cada plato.

De momento los probióticos no han demostrado ser eficaces para esta intolerancia, aunque se deben estudiar mejor para poder afirmarlo rotundamente.

Por último, aclarar que una intolerancia NO es una alergia: mientras que en una intolerancia no se puede digerir el compuesto al que se es intolerante, en la alergia el problema es que el compuesto se absorbe y es reconocido por nuestro cuerpo como si fuera “malo” (para que se entienda mejor, es reconocido como si fuera una bacteria causante de una enfermedad), por lo que el cuerpo (concretamente el sistema inmune) lo ataca produciendo inflamación y otros síntomas típicos de la alergia.

He intentado explicarlo de forma muy sencilla para que se pueda entender sin tener conocimientos del tema.

Información extraída de: Deng Y, Misselwitz B, Dai N, Fox M. Lactose Intolerance in Adults: Biological Mechanism and Dietary Management. Nutrients. 2015;7(9):8020-8035. doi:10.3390/nu7095380

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s