Diabetes Mellitus tipo II: definición y prevención

La diabetes mellitus es una enfermedad en la que hay una disfunción en la producción o funcionamiento de la insulina. Esta disfunción de la insulina puede ser tanto por problemas en el páncreas (que es el órgano que la secreta), porque la propia insulina no sea funcional o porque los órganos sobre los que funciona la insulina no la reciben correctamente (resistencia periférica a la insulina).

La función correcta de la insulina es permitir el paso de glucosa (azúcar) desde la sangre hacia determinados órganos. Los órganos que no requieren insulina para recibir glucosa serán el cerebro(siempre), y el músculo en momentos de mucha demanda energética (haciendo ejercicio).

pic004

Imagen original de http://www.chospab.es

Por lo tanto, en caso que la insulina no funcione correctamente estos órganos no recibirán el aporte energético de la glucosa, y la glucosa se acumulará en la sangre dando hiperglucemia (“subida de azúcar”).

¿Que problemas puede dar una hiperglucemia, y por lo tanto la diabetes? Pues los propios de un exceso de glucosa en sangre:

  • Daño en los vasos sanguíneos dando enfermedad cardiovascular. Por ellos los diabéticos se hacen ECG frecuentemente.
  • Neuropatía diabética, donde se pierde la se pierde la sensibilidad principalmente de las extremidades. Es muy peligroso ya que no se nota el dolor ni la temperatura, por lo que se pueden dar casos como el pie diabético: el pie se lesiona por ejemplo por una piedrecita en el zapato, y como esa persona no nota el dolor y por rutina no nos miramos la planta de los pies, esa herida va creciendo y ulcerándose, pudiendo llegar a requerir una amputación en casos extremos. Por eso los diabéticos se tienen que revisar los pies a menudo.
  • Retinopatia diabética, donde se pierde visión progresivamente. Los diabéticos se tienen que hacer un examen del fondo de ojo cada año.

Aunque según el grado de diabetes hay un tratamiento u otro, para entenderlo debemos imaginar que en general es como si administraramos insulina al paciente. Así la glucosa conseguirá entrar en las células normalmente, pero puede haber un grave problema en caso que nos pasemos con la cantidad de medicación o hayamos comido poco o hecho mucho ejercicio, que seria que bajara demasiado el azúcar de la sangre. Esto dará una hipoglucemia (“bajada de azúcar”), y aunque no entraré a comentarlo porque no es el motivo del post, es un problema muy grave que puede llegar a provocar la muerte de forma aguda, ya que el cerebro y otros órganos se quedarán sin aporte energético.

Hay dos tipos de diabetes, la tipo I y la II.

Cabe destacar que por norma general (siempre hay excepciones), la diabetes tipo I se da en niños porque no les funciona bien en páncreas (de forma congénita), mientras que la diabetes tipo II se da en adultos porque los órganos no captan bien la glucosa .

Nos centraremos en la diabetes tipo II ya que es la que está más influenciada por el estilo de vida (aunque también tiene un componente genético, es muy típico que un diabético tipo II tenga familiares de primer grado con la misma patología).

Algunas recomendaciones para prevenir la diabetes tipo II son:

  • Mantener un peso correcto
  • Hacer ejercicio físico
  • Comer alimentos ricos en fibra
  • Consumir alimentos con un índice glucémico bajo (glucosa de absorción lenta)

La idea es mantener un nivel de azúcar en sangre correcto (ojo, ni muy alto ni muy bajo, como ya hemos comentado no es bueno ni un extremo ni el otro).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s